Estilo nórdico

Es una tendencia de estilo y decoración que ha predominado durante años: la luminosidad, colores claros y elementos relacionados con la naturaleza roban todo el protagonismo.

Historia y contexto

A Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca se les atribuye el hecho de que lo nórdico ganara popularidad en el estilo de decoración de interiores del siglo XX, y que aún permanezca como tendencia.

El concepto surgió porque en estos países la mayor parte del año hay poca luz natural. Se convirtió en la manera de sustituir esa falta de luz, de ahí que los colores usados sean claros.

Características y elementos (materiales)

El principal recurso para la decoración nórdica es la naturaleza, por ello los muebles están fabricados en madera. Los cojines y cortinas se realizan en tejidos naturales, como lino, algodón o lana.

Predominan los estampados de flores en el estilo de decoración de interiores, y se ha visto una evolución hacia las rayas y los cuadrados. Respecto al mobiliario, la sencillez y líneas rectas combinadas con suaves curvas le dan el toque distintivo.